Se acerca el fin de año y es muy importante hacer una evaluación con tu equipo y celebrar aquellas victorias.

Les dejo 10 razones por las que la celebración es importante para ti, tu equipo, tu organización, y para construir tu propia marca personal de liderazgo.

Celebrar logros…

1.- Te recuerda el objetivo que te habías planteado y porqué se había planteado desde un principio.

Es fácil olvidar porqué un objetivo específico es importante, pero al olvidarlo eliminamos todo el significado desde la tarea. Cuando las personas recuerdan por qué el trabajo que realizan ayuda a crecer a la organización, se inspiran a hacer más.

2.- Refuerza el que un buen y enfocado proceso para establecer objetivos funciona.

Tu estableces un objetivo, creas estrategias (o tácticas) para lograrlo y logras los resultados esperados. Esto no solo resulta en buenos resultados, también inspira al equipo a establecer objetivos en otras áreas de su trabajo.

3.- Motiva a tu equipo para seguir entregando un excelente trabajo.

Los empleados que se sienten apreciados y saben que sus esfuerzos están siendo vistos se convierten en más productivos con cada proyecto.

4.- Unifica al equipo alrededor de un resultado positivo.

Si hay miembros de tu equipo a los que se les dificulta llevarse bien, recordarles que han logrado un objetivo compartido ayuda a acercarlos.

5.- Le recuerda a l equipo que trabajan para una organización ganadora.

Las personas quieren trabajar con los ganadores! Entonces, uno de los mejores constructores de moral que puede un líder ofrecer a sus empleados en el saber que trabajan para una compañía exitosa, inclusive si — y especialmente si -, hay otras áreas en las que la organización está en apuros.

6.- Obliga a que tú y tú equipo se concentren en lo positivo en lugar de lo negativo.

Inclusive cuando tu organización ha sufrido un poco en estos momentos de baja económica, existen algunos logros que puedes celebrar. Dale un impulso a tu equipo al celebrar y recordarles que aún hay cosas buenas que le están ocurriendo a la organización.

7.- Construye el ímpetu para ti y tu equipo.

Cuando se celebra un logro, todos son recordados que su habilidad para alcanzar un objetivo específico indica lo cerca que están de lograr logros mayores.

8.- Te aleja de las tareas del día a día.

No importa lo breve que sea, cambiar el estado mental de tu equipo de “trabajo” a “celebración” renueva la energía positiva en el equipo.

9.- Permite que te conectes con tus colegas y tus colaboradores en una forma que no solo está relacionada con el trabajo.

Te ayuda a construir una conexión más personal con los miembros de tu equipo, otra gran manera de impulsar tu marca personal de liderazgo.

10.- Permite reconocer y premiar a empleados específicos.

Cuando tienes claridad sobre lo que salió bien — dar nombres, fechas, grandes ideas y los hitos que se cumplieron o excedieron — no solo legitima la celebración, sino también refuerzas el tipo de comportamientos que valora la organización. Esto le enseña a tu equipo exactamente cómo pueden ganarse reconocimientos similares en el futuro.

Como líder, es tu trabajo mantener la motivación del equipo hacia su propio crecimiento y los objetivos compartidos que dan crecimiento a la organización. Celebrar logros es una manera maravillosa de aportar hacia esta motivación y tiene el gran efecto secundario de fortalecer tu propia marca personal de liderazgo al mismo tiempo.

David Quiza.

Deja una respuesta