Pon en práctica este consejo y podrás eliminar esa basura que esta dentro de tu cabeza.

A lo largo de nuestra vida vamos recolectando consciente e inconscientemente muchas creencias, prejuicios, pensamientos, recuerdos y demás condicionamientos que se alojan en nuestra mente, los cuales determinan nuestra forma de ser y actuar en el momento presente.

Mucha de esa información ya es materia obsoleta, es decir se ha convertido en información inútil a la cual podríamos llamar “basura mental”  y no nos sirve para afrontar  la realidad actual que estamos viviendo.

Desde que nacemos vamos guardando pensamientos basura y como la mente tiene una capacidad de almacenamiento infinitamente poderosa, no somos conscientes del excedente de información que tenemos alojado en nuestra gran base de datos.

Con el paso del tiempo acumulamos experiencias tristes, dolorosas, coléricas  y otras que refuerzan nuestras creencias negativas y sabemos que ésto inevitablemente influirá en nuestro estado de ánimo.

Todos estos recuerdos teñidos de negatividad van ganado terreno en nuestra mente y a menudo nos conducen a desarrollar comportamientos como la ira, la envidia, los celos, el apego, la frustración, estrés, miedos, fobias, etc.

Si lográramos reducir esa basura mental probablemente nuestra vida mejoraría en muchos aspectos y ganaríamos mayor plenitud y bienestar. Mejor aún si consiguiéramos eliminarla por completo.

Ahora si, pasemos a manos a la obra.

  • Elige alguna creencia que hayas detectado que te está perjudicando o que ya no es apropiada para vos
  • Recuerda  en detalle un momento de tu infancia que esté relacionado con este tema y concéntrate en recordar esa escena. recuerda todo lo que sea posible, los colores, las palabras, el aroma, las sensaciones. revive esa situación lo mejor que puedas.
  • Una vez que  hayas podido recordar el momento en detalle, comienza poco a poco a quitarle todo el color hasta que quede en blanco y negro, todo el sonido hasta que quede en total silencio, todo el aroma hasta que ya no puedas sentirlo.
  • Comienza a alejar la escena y y visualiza esa escena que se esta llendo de tu vida hasta totalmente desaparecer.

Deja una respuesta