El distanciamiento social como un paréntesis temporal, donde la vida parece moverse con lentitud, pero se puede “bajar el trote” y se encuentra la manera de pasar el tiempo de una forma constructiva. Es fácil aceptar la situación que se vive, sin pelearla y en lo posible, se tiene una actitud positiva, constructiva y sin conflictos.

Cuando la persona se encuentra frente a un reflejo que no le gusta o quizá que desconoce, entonces necesita del ruido, extraña el caos y busca con desesperación la prisa para esconderse de sí mismo para no tener que enfrentarse a la imagen que tiene enfrente. En esta situación, el distanciamiento social y la soledad se convierten en una verdadera tortura, que hacen que todo sea más difícil. El estado de ánimo no ayuda y la actitud puede ser tóxica y muy negativa.

Pero no es justo mencionar sólo los dos extremos de los comportamientos que existen al tratar de entender la forma de actuar de las personas en el distanciamiento actual. En realidad, hay un abanico extenso que incluye muchos y diversos comportamientos. Es imposible decir qué hay una buena o mala manera de actuar. Cada uno actúa como puede y como sabe.

Aunque hay personas que pueden adaptarse más rápido a las situaciones y tienen mejor actitud, también hay personas que pelean en un principio, pero al final son ellas mismas las que logran hacer cambios importantes en su persona, ya que aprenden a confrontarse y aprenden a convivir con el silencio y con ellos mismos.

El que una situación saque lo mejor de uno o lo peor, no depende de la situación, sino de lo que siente y tiene uno adentro. Quizás este virus ha causado muchos problemas, pero también ha regalado la oportunidad para aprender un poco más de cada uno.

Si estás de mala y enojado, si estás aburrido y te peleas con quien te rodea, o sientes desesperación por salir y ocuparte, posiblemente necesitas un poco más de tiempo para conocerte y aprender a estar en paz contigo.

El distanciamiento va a terminar pronto. Aprovecha esta oportunidad única para conocerte y quererte más. Saca lo mejor de ti, el mundo necesita gente noble, alegre, satisfecha y armoniosa.

La receta: Sacando lo mejor de ti

Puntos Importantes:

  • Ser objetivo– reconocer el carácter personal sin justificarlo o esconderlo
  • Coraje – fortaleza para aceptar la esencia, mejorar las virtudes y trabajar en las debilidades
  • Actitud siempre positiva – encontrar lo noble, lo eficiente, lo constructivo y aprovecharlo
  • Ser agradecido– aprecio por lo que se es y por lo que se tiene
  • Humildad – aceptar que uno es tan importante como los demás, y nadie es mejor o superior

Deja una respuesta