Hoy en día los cubre bocas nos impiden expresarnos y nadie hace cuatro meses podría imaginar que conviviríamos de esta manera.

Hay una frase muy hermosa que es la siguiente: “Saluda a todos con un rostro cálido, alegre y placentero” . Algo tan simple puede expresar un mensaje poderoso.

La expresión de tu rostro puede hacer que alguien se sienta valorado y apreciado, puede dejar que alguien sepa que estás enojado o molesto, puede comunicar calidez e intimidad, o puede crear enorme distancia. Usar una máscara oculta todo esto y crea una enorme e innecesaria distancia social, aunque sólo estemos a dos metros de la otra persona.

Probablemente el usar los cubre bocas, nos ayude mas a conectar con las personas, no solamente ver la jarra por fuera, si no mas bien poder ver que es lo que está en su alma.

Normalmente nos vamos por lo exterior y en primera instancia ya tenemos un adjetivo calificativo para esa persona y le juzgamos sin conocerle realmente como es.

El uso de los cubre bocas nos brindará profundizar en el alma de la persona y probablemente no juzgarle a la primera.

Deja una respuesta