¿Eres de las personas que ven alguna situación y quieres resolverlo en el momento? Recuerda que lo que sucede a tu alrededor no siempre tiene que ver contigo y tu no lo tienes que resolver.

En ocasiones tenemos la claridad y certeza de resolver los problemas de las personas que nos rodean, por ejemplo cuando un amigo tuyo puede que tenga un problema económico, alguna situación comprometedora donde queremos hasta dar nuestra opinión.

Te diré una cosa, no trates de resolver esos problemas que no te corresponden.

Todo esto es por que podemos evitar muchos inconvenientes y recae en la distinción de que los problemas de los demás no deben de ser nuestros, ya que todo esto tiene un límite.

Cuando uno se involucra, opina y critica, sufre y hasta llegas a enfadarte, todo esto terminará en tomar esa “responsabilidad” por algo que al final del día no nos concierne.

Poder observar, estuchar sin opinar, puede ser un gran atributo personal. Soy consciente y lo tengo muy claro, en ocasiones me he hecho problemas de otros como si fueran míos, por ejemplo a uno de mis mejores amigos llegué a prestarle dos veces de mi dinero, la última vez que lo hice me quedé sin dinero. Desafortunadamente como el no tenia como pagarme pues me metí en un lío personal muy profundo y tarde mucho en salir, mis finanzas se vieron mermadas y fue una cuesta arriba muy pesada.

Duele como los seres cercanos tienen dificultades, pero involucrarse y cargar con los problemas de otros entorpece el proceso de resolución del a situación particular y también intoxica la relación personal.

Ten cuidado en no adquirir problemas gratuitamente, estos abundan y no sirven para nada. Por mas fuerte que sea recuérdate lo siguiente: “Este no es mi problema.”

De lo que he aprendido es ver con perspectiva esto, me refiero a que tengas la claridad que ese problema no es tuyo, ten mucho respeto y recuerda mantener los límites personales, busca la manera de apoyarle positivamente y se noble, tampoco seas como una amiga que me dijo “no es mi problema, no se nada de lo tuyo” por que harás sentir incómodo a la otra persona con esa clase de respuestas.

Mantén la calma y recuerda que solo puedes solucionar los problemas que puedes controlar, lo demás hay que dejarlos pasar y continuar con la fe.

Que tengas un maravilloso día.

Sinceramente, tu amigo David Quiza.

Deja una respuesta