El mindset está influenciado por todo lo que escuchamos, vemos, experimentamos y creemos que es verdad, es decir, ​nuestras creencias​. Por consiguiente, este término hace referencia a la ​manera de ver la vida de cada persona y explica también nuestra forma de ser​. Así pues, el mindset es un factor determinante para el desarrollo tanto profesional como personal ​e influye, sobre todo positivamente, en la vida de cualquier individuo. Cabe decir que ​hay dos tipos de mentalidad​:

Mindset fijo
Las personas con la mentalidad fija piensan que las cualidades básicas como el talento o la inteligencia no se pueden cambiar, por lo que suelen ser inseguras y pesimistas además de buscar elogios demostrando su habilidad. También creen que el fracaso se debe evitar, pues buscan todo el tiempo la perfección y se aferran a lo que saben para ser exitosas.

Mindset de crecimiento
Las personas con mentalidad de crecimiento creen que desarrollar nuevas habilidades es posible a lo largo del tiempo si hay dedicación, compromiso y fuerza de voluntad. Piensan que las dificultades pueden transformarse en oportunidades y aprovechan los desafíos para mejorar. Esta mentalidad progresiva estimula el aprendizaje constante y la búsqueda de desafíos.

A pesar de esto, es posible pasar de tener un mindset fijo a un mindset de crecimiento.

Muchos estudios neurocientíficos han descubierto que si aprendemos cosas nuevas y tenemos que hacer frente a retos, hay redes neuronales de nueva creación que se desarrollan en nuestro cerebro y conectan, ofreciéndonos nuevas capacidades. Esto significa que podemos desarrollar nuestro cerebro en la edad adulta, si seguimos una serie de consejos.

Consejos para cambiar tu mindset
El éxito es un resultado directo de nuestra mentalidad, pues no depende tanto de nuestra suerte o talento, sino de cómo manejamos las nuevas situaciones​. De este modo, contar con personas con un mindset enfocado al éxito es ideal en cualquier área, puesto que siempre están ​dispuestos a mejorar y a aprender​. A continuación te expongo 5 acciones para desarrollar tu mente hacia el crecimiento​:

Tener paciencia con uno mismo
Hay que tener claro que no siempre es posible alcanzar las metas dentro del plazo establecido y hay que estar ​emocionalmente preparado ​para afrontar eso. Por lo tanto, es importante que tengas paciencia contigo mismo y seas ​flexible ​para hacer los cambios necesarios. Por ello debes ​conocerte y respetarte​, además de enfocarte siempre en lo que puedes mejorar, pues la mentalidad progresiva busca un ​aprendizaje constante​. Asimismo, puedes pedir consejo a otras personas si te encuentras con dificultades.

Aprender de los errores
Todos nos equivocamos y no pasa nada, ​los errores son parte del proceso de aprendizaje​. No obstante, no hay que persistir en el error, sino aprender de él y esforzarse para convertirlo en algo positivo. Así pues, si te equivocas, no te atormentes por ello; ​analiza lo que has hecho y vuelve a intentarlo de una manera diferente.

Crear hábitos nuevos para estar al día con los cambios de mentalidad
Integrar hábitos cotidianos poderosos facilita el cambio de mentalidad, pues se integra el pensamiento en la acción​. No tengas prisa en cambiar tu mentalidad porque es una cuestión de ​constancia​. Es importante que te tomes tu tiempo para aprender. Un hábito muy útil para ello es escribir tu aprendizaje y tus conquistas cada día​ para interiorizarlos y motivarte.

Cambiar pensamientos negativos por pensamientos positivos
Si bien es cierto que los pensamientos negativos son inevitables, ​no puedes normalizar la negatividad dentro de tu rutina. Y es que si eres negativo tendrás miedo a arriesgarte y te quedarás en tu zona de confort​. Por lo tanto, para alcanzar una mentalidad exitosa, tienes que intentar identificar los pensamientos negativos y cambiarlos por ​palabras o actitudes positivas​. Si eres constante con esto, de forma gradual, acabarás pensando positivamente ​de forma natural.

Escribir el plan de acción
Escribir tu objetivo principal y tu plan de acción en un papel o en cualquier otro sitio para que suceda, te ayudará a ​planificar dónde podrías estar en un futuro​. Una buena manera de enfocarlo es ​dividir el objetivo principal en pequeños objetivos a cumplir ​poniéndoles fechas cercanas con flexibilidad, para poder así concentrarte en cada paso y obtener el mejor resultado posible. Otra táctica que te aconsejo es ​darte una recompensa cada vez que cumplas uno de estos pequeños objetivos para motivarte a seguir.

Ser consciente de la voz interior

Si escuchas tu voz interior, podrás ver si los pensamientos que tienes son limitantes o, por el contrario, te ayudan en tu proceso de crecimiento. Piensa que si te tienes que enfrentar a un reto y tu mente te dice que no eres capaz de hacerlo, puedes intentar reconvertir esos pensamientos buscando el lado positivo para que así no alimenten tus creencias limitantes.

Con aprecio. David Quiza